Y llega Octubre… y con él las luces tenues, los colores otoñales y los abrazos cálidos. Un mes ambiguo: nostalgia por el final de un verano inagotable y la esperanza de un nuevo curso con mil historias para vivir. Las largas noches de calor dan paso a las tardes de sofá y manta… ¡y cómo nos gusta esa sensación! Sentirnos arropados, en familia, con todo lo que necesitas cerca de ti.

Nos gusta el otoño, sí. Y por ende, las bodas otoñales. Melancólicas y tranquilas, de colores suaves, y con ese punto de romanticismo que hace que todo sea (más) mágico. Y sin quererlo nos viene a la cabeza la boda de Ainara y David, una pareja de guapos que este mes celebra su primer aniversario como marido y mujer.

Ellos tuvieron muy claro desde el principio el tipo de boda que querían, no querían una boda al uso, querían una fiesta, “su fiesta”, fuera protocolos y dentro las cositas con las que más disfruta esta pareja.

La organización y decoración de la boda, fue un trabajo en conjunto, entre My Wedding, la empresa que tiene Ainara de Organización de Bodas y Eventos en Vitoria, y La Foresta. Fueron meses muy divertidos, llenos de emails y whatsapp a todas horas, de ideas inspiradoras que dieron lugar a una boda otoñal de ensueño.

¡Así fue su gran fiesta!

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-249

El Monasterio del Espino, a pocos kilómetros de Miranda de Ebro, nos abrió sus puertas para este gran día. Una boda civil al aire libre, con un pasillo de preciosos ramos donde los colores verdes y granates imperaban. Al fondo una estructura adornada con una guirnalda floral de los misma gama cromática; al igual que los detalles que adornaban la mesa.

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-121

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-130

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-512

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-504

Una vermutería y puestos de cervezas y sidra hicieron las delicias de los más sibaritas antes de llegar al plato fuerte: una comida atípica pero sorprendente y muy familiar. Varias mesas corridas se dejaban envolver por puestos de showcooking, entre los que destacaban una pulpería, corte de salmón ahumado y varios tipos de risotto; además de sushi y una gran variedad de quesos. ¿Y para terminar? Tarta, café y ¡a bailar sin parar!

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-149

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-153

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-759

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-758

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-751

Ainara, que estaba espectacular con un diseño de Atelier Pronovias, y David vestido por completo de Massimo Duti, tuvieron un invitado de excepción: su pequeño Enzo, quien hizo las delicias de los allí presentes y ¡que nos robó el corazón por completo!

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-1400

Y lo mejor, como siempre, saber que quedaron encantados con el resultado de la boda… que el esfuerzo, las llamadas eternas y las visitas de reconocimiento, dieron sus frutos.

Todavía recuerdo la ilusión con la que vivimos los preparativos. Uno porque estábamos haciendo lo que más nos gustaba y dos, ¡porque era mi boda! Desde el principio hicimos un buen tándem, miles de ideas locas nos pasaban por la cabeza. Siempre te he dicho que eres una crack y que gracias a ti mi boda fue un sueño. No dudaría en volver a colaborar contigo una y mil veces, tu serenidad, ilusión, tu templanza, tu profesionalidad, tu esmero. Eres el buen gusto en estado vivo, amiga mía.

Si queréis ver más detalles… os dejamos con el vídeo de la boda. ¡No podrás dejar de verlo!

¡Gracias Ainara y David por ser una fuente de inspiración inigualable, y dejarnos estar cerca de vosotros en ese día tan especial!

Lugar: Monasterio del Espino

Fotos: M-Doble Fotografía

Vídeo: Oh Happy Day

boda_ainara_y_david_monasterio_del_espino_mdoble_fotografia-476